El Quijote de Avellaneda



Alonso Fernández de Avellaneda

Segundo tomo de
El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha

Edición de Milagros Rodríguez Cáceres
y Felipe B. Pedraza Jiménez

IV Centenario del Quijote de Avellaneda
Biblioteca de Autores Manchegos
Diputación de Ciudad Real
2014





Presentación del libro Segundo tomo del Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha, de Alonso Fernández de Avellaneda, editado por la Biblioteca de Autores Manchegos, de la Diputación Provincial de Ciudad Real, cuando se cumple el cuarto centenario de su edición príncipe en 1614. La obra ha sido preparada por los profesores de la UCLM, Milagros Rodríguez y Felipe Pedraza, que la presentaron junto con Ángel Caballero, vicepresidente primero de la Diputación y responsable de la BAM, y el alcalde de la localidad, Pedro Ángel Jiménez.

Al igual que en el año 2005, con motivo de cumplirse el cuarto centenario de la edición de la primera parte del Quijote de Cervantes, la BAM editó la obra completa cervantina, el presente año, como complemento o continuación del primero, publica este nuevo volumen con las mismas características de formas y de edición que el de Cervantes.

El Quijote firmado con el seudónimo de Alonso Fernández Avellaneda ha sido una novela controvertida a lo largo de la historia de la literatura española, y según los especialistas sirvió como acicate para que Cervantes se decidiera a escribir su Segunda Parte, que apareció en 1615. En palabras de los profesores Pedraza y Rodríguez, el Avellaneda es "una obra extremadamente notable".

Esta edición de la BAM, de 420 páginas y más de novecientas notas, ofrece un texto de presentación del presidente de la Diputación, Nemesio de Lara, y en su parte final un glosario de términos y un índice de topónimos. En su portada se ha recogido el fragmento de un cuadro exvoto que donó Rodrigo Pacheco, en 1601, por una enfermedad mental, que se encuentra actualmente en la Iglesia de san Juan Bautista de Argamasilla de Alba. La tradición local viene a identificar a esta persona con la figura en que se inspiró Cervantes para su personaje don Quijote. El libro de Avellaneda está dedicado por su autor "a la noble villa de Argamasilla, patria feliz del hidalgo caballero don Quijote de la Mancha".

Fuente: Diputación Provincial de Ciudad Real


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...