La credencial del traidor

La cortesía, en especial cuando va ligada a la adulación, solo sirve a dos objetivos fundamentales: en primer lugar, ocultar las más perversas intenciones; en segundo lugar, demorar de forma conveniente la ejecución de estas últimas. La adulación es, casi siempre, la credencial del traidor.


Jesús G. Maestro

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...