Estados Unidos y la Teoría de la Literatura

La literatura no es, ni debe ser, el vertedero de las ideologías


(CC BY 2.0) Abhi - Sin título
A lo largo de los últimos años, especialmente en Estados Unidos, y América en general, el pensamiento literario se ha alimentado de inanidades. Ideologías varias, psicologismos sectarios y retóricas gremiales han sido su principal fuente de abastecimiento y organización. El resultado es y sigue siendo un discurso que apenas expresa absolutamente nada acerca de la literatura. Con frecuencia es un discurso solo legible desde el estrecho formato de las psicologías gremiales. Lo que yo no entiendo, y me gustaría que alguien me lo explicara, es por qué semejantes vacuidades gozan de respeto, e incluso de “prestigio”, en el mundo académico contemporáneo[1].



_______________________

[1] Coincido plenamente con las siguientes palabras de Dámaso López García, en su Ensayo sobre el autor (1993: 17): “El problema de una buena parte de la crítica no es el sopor al que invita al lector, sino la vacuidad, el alejamiento de los problemas centrales de la literatura, su dispersión y quizá su ingenuidad, teñida de añoranzas de lingüística, psicologismo, psicoanálisis, fraseología hegeliana, marxista, historicismo, sociologismo, antropología, etc. […]. El campo propio de la literatura no puede someterse alegremente al monismo de moda que cualquier teórico desee utilizar”.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...