La literatura trágica


MorgueFile free photo, Pjctk0v8
La literatura trágica en general, y muy en particular el teatro, se han ocupado más de usar el comportamiento humano para justificar un orden moral trascendente que para explicar de forma real y efectiva la naturaleza de ese comportamiento humano. Una vez más, la literatura, y sobre todo la tragedia, ha estado más cerca de la metafísica, de la religión y de la moral, que de la realidad efectivamente existente. El arte, en este sentido, ha hecho un uso servil del ser humano, servilismo destinado a mitificar irrealidades todopoderosas, y ha pretendido que este ser humano crea ser una excepción en la cúspide de un cosmos supuestamente diseñado para él, como criatura superior a las demás criaturas. La realidad de la vida es muy diferente: el ser humano es una partícula más, entre todas, sujeta a las incidencias de un orden operatorio muy difícil de controlar. Solo a través de la razón el ser humano se hace compatible con el orden operatorio del que brota y al que está sujeto dialécticamente. 

Jesús G. Maestro, El hundimiento de la Teoría de la Literatura
Vigo, Editorial Academia del Hispanismo, 2015.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...