Crítica a la Idea de Historia en Jauss

El pensamiento literario de Hans-Robert Jauss

CC0 1.0 Licencia universal de dominio público
Para Jauss, la Historia sólo es legible en la medida en que es soluble en la Estética de la recepción. Dicho de otro modo: la Historia es fenomenología. De esta forma, nuestras pzosibilidades de comprensión histórica dependerán siempre de las competencias estéticas de que dispongamos a la hora de hacer presente, en la recepción fenomenológica de sus efectos y consecuencias, el impacto de una obra de arte sobre un horizonte de expectativas preexistente.
Jauss reprocha al historicismo positivista el hecho de reducir la historia de la literatura a una sucesión cronológica de datos, es decir, a una doxografía, ignorante de los efectos y consecuencias a los que en el curso de la Historia da lugar la recepción estética de las obras literarias, efectos y consecuencias que en el mejor de los casos el objetivismo histórico disponía como una crítica de influencias de muy estrechos límites. Por su parte, Jauss objeta al formalismo las limitaciones inherentes a su concepto de “evolución literaria”, al que acusa de clausurar la vida de una obra entre dos momentos muy precisos, la impronta de su aparición y el anquilosamiento de su automatización, es decir, entre su novedad y su agotamiento. 
Jauss propone prescindir de ese “imperativo de innovación”, exigido a la literatura por las poéticas formalistas, y liberar la interpretación de las obras literarias del dominio de una Historia concebida teleológicamente, es decir, sustraer la recepción de las obras de arte de un escenario histórico determinado por unos valores finales, predeterminados, que las obligaría a constituirse como obras de arte por relación a objetivos y fines no tanto estéticos cuanto sí originales o innovadores. Se sustituye de este modo la dinámica de la “evolución literaria”, exigida por los formalistas, por una serie, muy libérrima, por cierto, de “criterios de selección” (Jauss, 1967/2000: 178), los cuales habrán de disponer, en la teoría literaria jaussiana, la fenomenología de los valores estéticos de la recepción literaria[1]. Insisto en que para Jauss la Historia sólo es legible en la medida en que es soluble en la Estética de la recepción. Según sus propias palabras (Jauss, 1967/2000: 178), “el carácter histórico de una obra equivale a su carácter artístico”. Ésta es una cláusula fundamental en el pensamiento literario de Jauss, para quien la historia es una cualidad estética, que no formal, de las obras de arte.



[1] Jauss considera que lo nuevo no es sólo una categoría estética, sino esencialmente una categoría histórica, “ello quiere decir que el carácter artístico de una obra, cuyo potencial de significado queda reducido por el formalismo a la innovación como único criterio de valor, no será en absoluto inmediatamente perceptible en el horizonte de su primera aparición, y mucho menos podrá agotarse en la pura oposición entre la forma antigua y nueva. La distancia entre la primera percepción actual de una obra y sus significados virtuales, o, dicho de otro modo, la resistencia que la nueva obra opone a la expectativa de su primer público, puede ser tan grande, que se requiera un largo proceso de recepción para alcanzar lo inesperado y no disponible en el primer horizonte” (Jauss, 1967/2000: 179-180). En efecto, el teatro de Cervantes necesitó unos 400 años para ser reconocido por el público: por el público académico, evidentemente, pues, ningún otro tipo de público se ha interesado hasta el presente por las comedias, tragedias y entremeses del autor del Quijote. El interés de algunos comediantes contemporáneos por el teatro cervantino no puede interpretarse como un efecto del público: las compañías de actores no son público, sino intérpretes o transductores del teatro que representan para el público. Una vez más comprobamos lo importante que habría sido para la teoría de la estética de la recepción de Jauss haber discriminado con rigor las diferencias entre lector, intérprete y transductor. 





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...