Nadie aprende nada leyendo literatura

Icásticas teselas

La Literatura no proporciona conocimientos: los exige.
Nadie aprende nada leyendo literatura. Ha leído bien: nadie aprende nada leyendo literatura.
Que nadie espere que la Literatura le informe sobre lo que no sabe, porque la Literatura no lo hará. A la Literatura hay que llegar, y hay que acudir con conocimientos procedentes de otras ramas del saber.
La Literatura exige el concurso de otras ciencias categoriales.
Porque la Literatura exige conocimientos, no los proporciona.
No se conoce mejor Oviedo leyendo la La Regenta, sino que se comprende mejor la novela de Clarín conociendo la sociología, la historia, la política, etc., de la segunda mitad del siglo XIX.
Para leer un texto escrito basta saber leer. Pero la Literatura no es solamente un texto escrito. La Literatura es un sistema de ideas disfrazado de fábula, envuelto en una historia más o menos seductora y equívoca. Y los saberes que exigen los materiales literarios son irreductibles al mero saber leer o al mero saber escribir.
Por otro lado, la Literatura no es una cuestión "sentimental". Los sentimientos no sirven para interpretar los textos literarios, sino para retratar el estado mental del intérprete. Y no porque el científico sea insensible, o el artista irreflexivo, sino porque la Literatura no es una cuestión de sentimientos. Como tampoco lo es la nacionalidad de cada cual (por muy original que uno se crea en sus sentimientos nacionalistas, más anclados en la psicología social que en la realidad social).
La Literatura es una trampa para quien no sabe razonar.
Y otra cosa: no me confundan una Facultad de Letras con un manicomio. Aunque admito que las diferencias son cada día más difíciles de encontrar.


Jesús G. Maestro
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...